ESPACIO DEL ARTE ESCRITO Y VISUAL

domingo, 28 de febrero de 2010

EL CONDENADO

EL CONDENADO

La silla esta recién pintada, el carcelero subraya en el calendario; el día 6 del mes de Abril. Hay una jeringa sobre la mesa, alguien la toma, entres los agujeros los rayos de sol imitan la libertad, comienza a circular el veneno entre sus venas, se dilatan sus ojos, el corazón, concéntricamente calla, en el cementerio de la calle del polvo una cruz eructa gloria, el alma despavorida, habitará en otro cuerpo.

Fausto Antonio Aybar

miércoles, 17 de febrero de 2010

EN LA LUZ DE LA CARNE

EN LA LUZ DE LA CARNE

Bajo esta sombrilla, dos cuerpos,
una lluvia invisible y voraz, las huellas
que ya no están, aletean luciérnagas
y mariposas por no claudicar.


Bajo este cielo, hileras de santos,
enlodando el sendero donde se refugian
los ángeles, dos centuriones dormidos
en la orfandad de la luz


Bajo este carne, una sombra
pintada de asombro, una madre se
arrodilla ante el hijo, una flor
dormida en el libro.


Bajo esta luz, tú, el unicornio
que habita en mis sueños, la muchedumbre
ingerente, imperfecta, quizás yo, diluyendo
el olvido.

Fausto Aybar

IMPERFECTAMENTE HUMANO

INPERFECTAMENTE HUMANO


Oxilón recorrió cinco mil años luz, traspasó un centenar de galaxias, estaba exhausto, a la distancia distinguió una esfera liquida, se asomo cautelosamente. Él provenía de la undécima nebulosa de Akala. Recorrió minuciosamente cada rincón de esta esfera liquida, y para su sorpresa, oyó que se llamaba tierra.

Oxilón tenia una encomienda, pero antes debía hacer unas indagaciones sobre sus habitantes, pudo notar que el lugar era de una gran riqueza, talvez su diseñador tan sólo cometió un error, sus habitantes. Ellos se destruían entre si, pudo notar que hombres de guerra recibían papeles de paz, que todo sus conocimientos eran para resguardar sus miedos, más él en la fluidez del misterio se oculto entre nubes, para huir de la contaminación.

Y para sorpresa de Oxilón vio que lloraban, y en una reflexión interior, se pregunto, si lloran, ¿por qué matan?, porque para él, la muerte era una imperfección del universo, entonces se retiro a otros confines, porque ya no existía una excusa para la invasión.

Fausto Aybar.

martes, 2 de febrero de 2010

DEPUES DE LA MUDEZ

DESPUES DE LA MUDEZ


Oh…… Por favor, por favor detente, vasta ya, no caben más muertos en este lugar agrestes, no cabe más llanto en este cielo de polvo, Sólo ruinas se dibujan en el horizonte, se mezclan con esta miseria, con esta hambruna que recorre vientres, huesos y almas, que se atrinchera en la mudez del desatino.

No, no he ultrajado el verbo, no he recorrido el universo en los brazos de Hércules. Sólo esta imperfección del talón de Aquiles la llevo en mí memoria. Por favor sólo detente; he asimilado la estocada. Excúsame si alguna vez todo este rencor se volvió carne. Ven calma este dolor, bendito sea señor.

(En memoria a los hermanos haitianos)

Fausto Aybar