ESPACIO DEL ARTE ESCRITO Y VISUAL

miércoles, 19 de diciembre de 2012

LLANTO, PIEL DE TODOS

                                          PINTOR WILFRIDO VELAZQUEZ   (MEDITACION)    





LLANTO, PIEL DE TODOS

Llora la ciudad,
llora Newtown
pero más lloran los libros ,
mudas las silabas no salen del asombro,
agrietadas las lenguas, se desangra el otoño.

Lloran las flores,
lloran los arlequines,
detrás del cristal, lloran los burócratas,
aquellos que en su silencio legalizaron la ilegalidad,
las luciérnagas agonizan, el verbo impávido, ora.

Lloran las madres
llora la luz,
madrigueras de ceras ,
peluches dormidos, retretes vencidos,
tan solo una limosna, aliento de pólvora,

Llora tú, lloro yo,
lloramos todos, lloran los peces y las aves
la podredumbre estas en nuestras venas,
es el virus de la historia, matar no es de Dios,
blasfema quien  olvida.


 Lloran las hojas, lloran los reos,
mutilados los senderos,
los brazos no se cansan , las plegarias no se agotan
el rocío devora el hastío,
los ángeles, centinelas, es la palabra herida.

Lloran los hombres
y también los duendes,
en la vastedad, un río de lagrimas
rebosa el silencio, se aglomeran las sombras,
hincados caemos, ante tanto dolor.


Fausto Antonio Aybar.

lunes, 10 de diciembre de 2012

AMANECE DE NUEVO


GEOVANNY INFANTE (NUEVO AMANECER)




AMANECER DE NUEVO


Velozmente se degrada la noche
y emerge de la luz tu vientre,
sobre el lomo de unas metáforas
envejecidas hay un olor a esperanza
y la rosa revienta ante el asombro
de quien ya duerme, es intocable la muerte,
mas es indeleble la vida.

El aire se agrieta
y en la viscosidad de lo eterno
los arboles y los hombres
en un abrazo umbilical esparcen
semillas , dilatan los sueños,
florecen sonrisas,
amanece de fiesta, el jardín, el hogar de Dios.

Fausto Antonio Aybar.

sábado, 8 de diciembre de 2012

BROTE











PINTURA DE LOS ARTISTAS DOMINICANOS
VIRNA LIZI SVELTI QUEZADA
WILFRIDO VELASQUEZ GÓMEZ
(BROTE)


BROTE (POEMA)


Toma una flor,
me regala tus sueños ,
puedo ver brotar toda la luz
del mundo en tus ojos,
una multitud de luciérnagas
habitan en  la aureola de tu sonrisa,
y en mi silencio voy recorriendo, 
toda la esperanza de la humanidad,
toda la romería del universo. 

Me regalo una flor,
toma mis sueños,
es quebradizo el sendero,
quiero vivir en la inocencia total
de los arboles ermitaños, provocar
quien contamina, atrincherar a quien olvida.

Te regalo mi voz,
dame tus manos,
es imprescindible esta cadena 
de carne y sueños,
transfusión de sangre en los cielos.


Fausto Antonio Aybar .