ESPACIO DEL ARTE ESCRITO Y VISUAL

jueves, 27 de noviembre de 2014

VOCES DE LA POESÍA DOMINICANA.


El Blog Espejos y Sombras en un compromiso con la poesía dominicana y universal, les entrega a todos sus lectores cuatro seres humanos, que braman y estilan poesía desde el cuerpo hasta el alma, son ellos los poetas Domingo Acevedo, Gleam parls, Tirson Medrrano, Hermes de Paulas. Sin duda, estos poetas con tendencia diferente en el mundo de las letras nos llevaran a un viaje de emociones ilimitadas, desde nuestras raíces hasta nuestra existencia, pues amigos poetas que navegan en Espejos y Sombras los dejo como siempre en su casa, bendiciones. 



                                    DOMINGO ACEVEDO POETA DOMINICANO

La vieja Belén

Este domingo de tristes soles escondiéndose 
bajo las piedras amarillas del camino
la lluvia trajo en su vientre 
el olor sombrío del musgo que crece entre las grietas 
de mis palabras 
bosque de almácigos y ceibas 
anacahuita de cristal
galope de pájaros fosforescentes en la noche 
aviadores imposibles haciendo piruetas 
en un cielo crispado de ángeles 
y por entre la espinas y las luces
de enero 
Isabel 
la mamá de Antonio 
encarna a la vieja Belén




TRAMPA ANCESTRAL


Pedazos de luna derritiendo entre los espejos de las madrugadas
espada vencida por la gloria 
relámpago anfibio
torbellino de luz
tres naves carnívoras navegando entre la bruma de agosto
hacia las luces y las sombras de octubre 
boca llena de una luz mineral 
trampa ancestral 
junto al sendero del ocaso un lirio resplandece
sonidos de tamboras en la voz destemplada del viento
trapiche desolado
cañaveral ensangrentado por un sonido de cadenas rotas 
danza victoriosa
litoral de cenizas 
lagrimas de cera en los ojos de la quimera 
y más allá del resplandor amarillo de las olas que iluminan el amanecer
cadáveres mutilados chorrean sangre sobre los pergaminos de la historia



ESPEJISMO DE LUNA LLENA.

En mi voz 
tus senos resplandecen como el agua 
bajo la luz de la luna
dos alas crecen en tu espalda
la noche es una flor que en tu piel renueva sus pétalos minerales
y en la vaguedad infinita de tus ojos 
el mar pinta de pájaros azulmarinos el horizonte
temblor del viento detrás de los espejos aterciopelado de la alborada
libélula de cristal atrapada en los contornos luminosos de tus fantasías
y en la voz del deseo 
dos tatuajes de sal se desnudan a la pasión
templos de leche
colinas de nata
pirámides de azúcar 
amanece en tu mirada un sol ebrio de eternidad 
y la luz 
como un ángel de cristal líquido 
danza en los límite de tu desnudez y se aleja 
y junto a un camino de estrellas 
en su génesis de humedad 
el rocío se desvanece
y entre tus piernas 
en noches de olvido y hastío 
el fuego consume sueños placeres 
tentación de lo infinito es el pecado de amar lo prohibido
torres de algodón 
hondura de la nada es la distancia 
que naufraga en la pesadumbre de la ausencia 
canto de sirena 
tibios pezones de miel 
tu desnudez
ondula en mis recuerdos 
como un espejismo de luna llena






                              GLEAM PARLS POETA DOMINICANO

Dionni Lyn

¡El Corazón si duele!




 Malestar



He tropezado conmigo mismo
frente al espejo cuarteado
del mar…

¡Ya nada tiene sentido!




 Efectos secundarios



Es media noche…
humo y silencio
en la habitación…
café frio…
recuerdos…
Desesperación…
cucarachas…
ratones…
mosquitos…
calor…

intento leer por décima vez el principito bajo la luz escasa que
pretende lanzarme  al techo lacerado por humedad…

¡Decido repartir besos
a la foto 4x4 que me obsequiaste
no sé si antes o después de ir al consulado…

¡Interrumpe mi hermana el consuelo
  tocando la puerta mientras repetidas veces pregunta
si todo anda bien!

¡No puedo  responder!

Prosigo a ocupar tu imagen…
despertando esta vez  agitado
 por la seguridad
del Caribbean Cinema…




Malestar  nocturno



En esta distancia sin  distancia…
ocupas todo…




 Sin ti




En mis adentros…
 alimentan angustia los pájaros…
se desploman  edificios...

tiembla repetidas veces
 segundo por segundo
el universo…

Mueren desaladas las
abejas  al borde
de la luna…





 Indeleble


Han perdido esencia los tramos
de alegría en el entorno…

mis errores me asesinaron de frente…
yo los mate de espalda…

En la ventana ciega… cargan imágenes
hormigas voladoras… prediciendo caminos…
negando milagros…


Todo desaparece… menos
Dionny Lyn…




Resignación




Tú no eres un capitulo en mi vida…
eres mi vida Dionni Lyn… mi único
gran amor…

Si algún día logras perdonarme
sálvame de estar sin ti…

Si no me perdonas de igual forma
te amare y aprenderé a llevar por dentro

la procesión…





                         TIRSON MEDRANO POETA DOMINICANO


 
LA ADIVINA
Todo lo adivina la condená,
con el tanteo de sus ojos,
con el tanteo de su nariz.
Belié Belcán y Ogún Balenyó,
le santiguaron la lengua.
Sabedora de los siete días cotidianos,
hasta la quinta generación,
por un túbano grueso y un trago de ron.


 
SERPIENTE CASCABEL
¡Serpiente Cascabel!
¡Papá Nebó! ¡Mamá Silié!
El bembón Papá Montero
desde la macumba ve.
Se le grifaron los pelos
al mágico candomblé,
Cuando dijo: ¡Serpiente Blanca
desde la caña se ve!
Y yo no sé qué decirte,
pero parece que es.
Porque he visto un negro en Gonaïves,
tiráo entero a yeyé.
Picando un inglés de muelle
y con harina en inglés.
Abre el ojo Celifé,
coge ejemplo de San Juan
donde solo se habla inglés.
Y hoy sobre la prisión del dólar
y el yanqui inglés,
reposa la boricua isla
patria de Luis Pales.
Santo Domingo no olvide tu himno que te da fe.

Primero hundida mil veces antes que esclava otra vez.
Haití por igual te digo aunque te brinden la gloria,
y te beban el clerén,
no le muestre tu confianza,
son serpiente cascabel.
Juan Bimba, escobio de América,
Mártir de la esclavitud,
Junto a las minas de petróleos
orales a tus dioses Bantú.
Junto a los dioses Mayas,
y los dioses del Perú.
Para que gocemos todos
el petróleos sin fucú.
Y no olvida hermano andino
que desde el cielo se ve,
Serpiente blanca en América,
serpiente que habla inglés.


 
CUCUSA
Cucusa, ven mi Cucusa.
Firifolla, chucumbamba,
negrita de Villa Mella,
Zarandunga y Contra Danza.

¡Vamos a bailar nuestra música,
Negrita de la comarca!
Nuestras danzas españolas,
y nuestro Congo de África.

Vamos a bailar lo nuestro,
de lo que sale de casa.
Para que lo sepa el mundo,
que aquí trabajando se baila.

Vamos a buscar un blanquito
de Moca, que toque la güira,
de Nagua un tamborero,
chévere azuano que cante.

Criollos de pasa quedada,
Aborigen de sien soñadora.
blancos, negros y mulatos,
que juntos bailan y lloran.
Vamos a danzar nuestros ritmos,
vamos a cantarles a las auroras,
vamos a saborear nuestras salves,
con, palos, panderos y tamboras.

¡Cucusa, ven mi Cucusa.
firifolla, cucumbamba,
negrita de Villa Mella,
zarandunga y Contra Danza!





                          HERMES DE PAULAS POETA DOMINICANO



LA CENIZA DE MERLÍN


La noche hundiéndose en las hojas
murciélago que persigue la luz
no hay más que sombra cabalgando en la montaña .

Sólo un punto rojizo se levanta
nada respira en el instante,
casas construidas por el sueño
repiten en sus techos las notas de la lluvia.  

Llora el bosque
cada árbol esperando la ceniza de Merlín
petrifica su canto airada una palmera
se desnuda
y en cada pluma renace una canción.



UNA SOMBRA EN LA ESCALERA

Es sólo tu piel hundiéndose en mi boca 
y tus labios resonando en su interior, 
no hay más música que el roce de tu vientre 
sometiendo a la esclavitud del beso mis labios,
el beso en un solo cuerpo virtuoso,
el beso invulnerable en el beso.
Dime si recuerdas tu sombra en la escalera 
cuando en tu espalda vagaban mis manos,
tu cuerpo se vació todo en mis ojos,
danza sin ocultar dos centinelas 
que llevan cautiva la mirada 
hacia lo más hondo del silencio 
y viajando en la quietud del tiempo,
esa heroína ignorada en el bosque 
hace fluir de los cántaros seminales 
manantiales de recuerdo.

Un recuerdo mudo 
donde el silencio fecunda las voces 
y controla las palabras fundidas en los gritos.

Si quieres escapar del castigo de los dioses
no pronuncies la palabra Luz,
oscuridad, oscuridad, oscuridad 
tiende tus brazos sobre nuestros cuerpos.

Quedémonos aquí condenados a la eternidad,
sigue batiendo tus manos en lo oscuro
y sobre tu cuerpo sólo agua, 
aquí brilla la desnudez:
diosa resplandeciente en lo alto,
diosa que ondea su falda 
celebrando la grandeza de su sexo
lapidando las miradas en el balcón,
escondiendo en las maravillas de Nicte 
los vicios regocijados en su falda
para liberarlos allí donde estaba la sombra,
donde fluyen cascadas de deseo,
donde los cuerpos devoran a los cuerpos 
en la suavidad de sus garras.

Si yo no tuviera tu sombra 
[si yo no tuviera tu cuerpo]
si yo no tuviera tu piel suavizando mis labios 
que sería de ti en lo oscuro.

Cuerpos, sombras desnudas 
danzando sobre los túmulos de las luces
pierden sus pesos y caen 
y se levantan en los quejidos erectos del aire.

Cómo escapar de la furia 
de estos cuerpos sin nombres,
purifica en tu lengua las palabras 
tienen que seguir aquí refulgentes,
arropadas por el silencio que vierten 
en los cuerpos las paredes,
no quiero infringir las leyes de lo oscuro,
hemos prometido a los dioses del silencio 
hacer de este acto un culto ante sus ojos. 



EL ÚLTIMO VIAJE

He vuelto allí 
donde los puntos azulados 
cautivan en sus movimientos las miradas,
el rostro claroscuro de la diosa 
deshace los colores en su cuerpo,
envuelve en su vestido los recuerdos 
y lleva en sus cabellos la agonía de los tiempos.

Después de pisar las huellas de Io 
[con reverencia a su incansable trayectoria]
me siento a la sombra de su falda,
sigo recorriendo invencible los caminos 
sin tender mi cuerpo sobre flores de azafrán.

En los brazos de Hades dormida 
Perséfone repite mi nombre 
y el eco de sus llantos rompe las ventanas.

Aún recuerdo el sol desangrándose
en el manto rojizo de la tarde,
desnudándose a la orilla del arroyo 
dilatando en sus pasos las hojas, 
y en su voz el canto de los pájaros.

La oscuridad se deshace en el goce de las luces,
hundiendo en el espanto las hazañas.

No hay comentarios: