ESPACIO DEL ARTE ESCRITO Y VISUAL

viernes, 7 de agosto de 2015

ELEGÍA DEL VIENTO, A MI PADRE (FAUSTO ANTONIO AYBAR LIRIANO)





ELEGÍA DEL VIENTO
A MI PADRE 
FAUSTO ANTONIO AYBAR LIRIANO.
1938 - 2015

(Hay tanto silencio,
que desde el alba al ocaso, puedo escuchar tu voz)            

Desnudo no estoy,
desnudo nunca estaré,
por borbotones del tiempo
mi piel vestida está,
un manantial de lágrimas irriga
las noches, se sumergen
los sueños en el horizonte.
Y tú, padre,
en tus brazos de acero 
llevas mi dolor,
lleva tu sonrisa
fértiles ángeles,
stent que resucita,
este débil corazón.

Desnudo no estoy,
vestido siempre estaré.
Hay mariposas y luciérnagas
desfilando por los senderos
multifloras del alba,
la lluvia, ser inagotable de vida,
pétalos, néctar y polen
se adueñan del viento,
en el mar las olas dibujan la ternura de los días.
Y yo, sueño tu partida,
y tú, vives en mi silencio,
languidez de otoño en mi aliento,
regurgitar de melodías, en los labios eternos
de la primavera.

Desnudo no estoy,
silente siempre estaré,
sinfónicas miradas,
vastedad del viento
en el palpitar de seres imperfectos.
Vengo a ti,
tú siempre en mí,
mi legado, tu rostro,
mi única herencia medular, tu sonrisa,
indeleble firma de una historia,
donde las aguas del aire
son testigos uniformes de mi llanto.


Desnudo no estoy,
en ti, siempre estaré,
relámpago que corre por mis venas,
olor a distancia que nos acerca,
reloj envejecido por el clarín
de tus ojos milenarios.
Las paredes nos hablan,
yo te llamo desde ellas,
tú te desplazas en mi sueños,
en mi voz, corredizo de silabas,
donde los vigías se inmola al viento,
donde el trueno ahoga el eco.

Fausto Antonio Aybar Ureña                                           

1 comentario:

José Valle Valdés dijo...

Se me da muy bien lograda y sentida, amiga. Un gusto.

Abrazos