ESPACIO DEL ARTE ESCRITO Y VISUAL

lunes, 8 de enero de 2018

MUSA, MUJER Y POESÍA (VIENTRE CREATIVO DEL UNIVERSO)



                    ARTE DEL PINTOR DOMINICANO WILLFRIDO VELAZQUEZ GOMEZ




Ana Maria Garrido
Argentina

Ella nocturna

Ella exhibe sus alas
detenida en la bruma,
lujuriosa crisálida
entre puertos
de un mar exasperado
que ignora las señales.

Como un faro
de espejos inconclusos,
ella exhala su luz
en la noche
con ojivas de espuma.

El agua
es una pampa interminable
que engulle los reflejos de la luna
como peces incautos.

Mariposa nocturna,
ella camina sola
por la playa
que desnuda
sus pétalos ocultos.

Envueltos en la brisa,
los fantasmas
de viejos marineros
rozan sus muslos húmedos,
sus hombros,
sus pestañas
con codicia de nube.

La sangre
de la noche
se puebla de preguntas.
Ella cubre
sus senos ambarinos
con dedos de magnolia
y corre hacia su casa
vestida de salitre.
Cierra puerta
y ventanas
con prudencia
de alondra.
La ciudad
se desvela
ahondada de susurros.

El miedo
con mil rostros
le oprime la garganta.

Inmóvil en su lecho,
los relojes
le prestan sus latidos,
la luna,
sus linternas
de plata mortecina
hasta que el viento
exhausto
de rugir en su puerta
se echa a sus pies etéreos
como un perro con sueño.


Mercedes Vivas Benítez
Colombia
Clamo Palabra
¡Oh alborada!
¡Oh alborada!
desvestid la impaciencia
cuantas cosas no pueden designar mis palabras.
¡Oh Celestina!
reviste el amanecer
indómitos encuentros
impiden ponderar
mi garganta.
¡Oh sombras!, voltead los sonidos a mis espaldas
alcanzadme la pluma en mi deliquio,
prestadme los sueños de los desvestidos,
el huracán de los hambrientos,
los motivos de los presidiarios,
las raíces de los desaparecidos.

¡Oh palabras! Ofrenda las camisas roídas por los fusiles
objeta al enemigo del pueblo
tilda la sangre llorada por los disminuidos.
Oh mordaza,
oh mordaza,
libera la palabra………

Carmen Garcia
República Dominicana
 "MULATA"


Tengo fusión de salitre
de merengue, son y caña,
del conquistador la saña,
el azúcar del trapiche.
La cadencia del pambiche,
del nativo la nobleza,
del cimarrón la fiereza,
alma antillana yo tengo!!
Es que llevo en mi abolengo
rebelión, sangre y proeza.
Mestizaje mi color:
negro, blanco y taíno,
así quiso mi destino
de tres razas ser crisol.
Aborigen, español
y el tambor del africano,
ése lamento lejano
hilvana con sus matices;
mi pasado, mis raíces,
atesoro en mis manos.
Soy caribeña guerrera,
mi solar es un pedazo
donde reboza el abrazo
como flor en primavera.
Tengo gracia de palmera
con el vaivén de los mares;
el sol en estos lugares
calienta mi piel morena
cuando roza las arenas
y serena mis pesares.

Zulma Quiñonez 
Puerto Rico 
 NIEBLA
Te pierdes por los rincones y las callejuelas.
Arropada de blanco, llenas el espacio. Amorfa y desnuda,
sin tocar el suelo, vagas entre sombras. Invades el aire,
penetras lugares remotos y extraños. Humareda
mágica, flotas como barco que surca los mares
a la deriva, solo, sin timonel ni velas,
sin puerto ni ancla, en desesperanza.
Apoderándote, desplazas la noche.
Intrusa mariposa noctámbula,
vuelas entre montes,
cubres las ciudades
y de madrugada,
plegando tus
alas, mueres
solitaria.
¡Huyó tu aliento!

Mardyn Mesén Rodríguez 
Costa Rica 
PAISAJES DE UN VALLE II 
( dedicado a mi abuelo, “El poeta descalzo”)
.
Retoña el corazón del buen labriego
al brillo de la luz de la mañana,
¡Cántame una canción!, ¡Quiero una nana
que haga silbar las cañas en sosiego!
.
¿Dónde escondo mi llanto en este juego?,
esa puesta de sol en la ventana,
como fuente de amor que se desgrana,
se me escapa al recuerdo y vuelve luego.
.
¡Abuelo, las mazorcas son tan rubias,
florecen buganvilias en el monte
tras el paso triunfal de nuevas lluvias!
.
Y he visto en la quietud del horizonte
tu sombra interpelar las raudas gubias
del aguerrido canto del sinsonte…

Dominga Almonte 
República Dominicana.
Fantasía.
En la sombra del follaje, 
de mi tierra encantada...
...Repica el tambor del indio aguerrido...
...Sonido grave y persistente,
que despierta al valiente
del letargo del olvido...
...A caso,
No es la misma burguesía
que despoja y saquea,
dejando las manos vacías
de la gente que en ella crea...?
...Junto al fuego enrojecido
Caonabo y Guarionex,
en la cohoba de la sensatez
Siembra el espíritu aguerrido...
... Tambor...
...Areíto...
...En la sombra del follaje,
de mi tierra encantada...
...Quién es ese que se levanta,
Y besa a su amada...?
...Luego corre...
...Sus pies llevan la velocidad de la flecha...!!!
Es Enriquillo,
Quien en su pecho aún estrecha
La imágen de su Anacaona...
En la sombra del follaje,
de mi tierra encantada...
...está el espíritu aguerrido de Hatuey, Guaramá y Yuisa...
...Pero aún repican los tambores,
del indio aguerrido...
...Despertando al valiente,
del letargo, del olvido...

Cinthya Rascovsky
Argentina 
Espejos rotos

Los pies conocían el espejo donde sus pasos fueron

solo escuchaba el ruido de los cristales
para saber que sus dedos fueron allí aniquilados
en esa acústica donde la vida se comió la salida.

Las manos conocían el espejo donde sus caricias durmieron

solo al saber que su no palpable era el trueno de su llanto
en ese eco donde la vida le cortó las venas. 

Ella conocía el espejo donde su imagen era víctima 

solo al saber que sus ojos pestañeaban sangre
en ese instante decidió 
dejar caer los vidrios. 

Amelia Prieto 
España
Quiero pronunciar tu nombre
mas los sonidos surgen en mi seca garganta.
Quiero recordar tu cara
mas los rasgos se desdibujan en mis húmedos ojos
Quiero saborear tus besos
mas estos no llegan por la maldita distancia; quiero...mas.
¿Tú quieres?
serenar mi ánimos,
templar mi espíritu,
aquietar mis impulsos,
mitigar mi dolor,
amainar mi llanto,
complacer mi pasión
¿Quieres?

Pura Losada
España
A Cesar Vallejo

Extendiste la mano
y me miraste,
contándome mil historias
de noches de hambre...
Y miré tus pies desnudos
y me sentí humillada
de tu mano extendida
-que ne decía todo-
sin pronunciar palabra.
Casas blancas, casas negras
vestidas dee techos rojos,
con balcones repujados
y portones repujados.
En cada esquina un Vallejo
un niño descalzo en cada recodo,
un oligarca en cada ventana.
Y al fondo, en la Plaza Mayor,
la catedral con sus campanadas,
llamando a misa de 10
como todas las mañanas
Casi doscientos años pasaron
de la gesta libertaria
y todo sigue lo mismo
¡aquí no ha pasado nada!
Los niños siguen sin pan,
las madres cuidando llamas
mientras le dan a la rueca
sin luz y sin esperanzas.
Y los hombres, ¿Dónde están?
Dónde viven, ¿dónde van?
Aplastados por los Andes,
sin fuerzas para luchar,
resignados, impotentes,
mascan...mascan...
Aletargados los pueblos,
aletargados los hombres,
aletargados los suños
Que nadie se mueva,
que nadie hable
que nadie despierte al frío
que siga durmiendo el hambre.





Veronika Quezada Varas
Chile

Flor, Color... "Florclor"
A Viioleta Parra  

Pre-cordillera,
valles,  campos...
Un río improvisa,
canciones de cuna.
Bosque sonriente,
acoge su llanto.
Pajarillos verdes,
trinan la buena nueva.
Remece auroras
su inquieta figura,
Sacude el puelche,
clavelinas rojas.
Octubre celebra,
sus primeros pasos.
Recita, teje,
moldea, borda,
pinta, escribe,
canta, viaja...
Deja al mundo,
la huella de Chile.
Sangra por dentro,
al irse a los cielos,
ese querido angelito...
Angustia es hiedra,
crece y extiende,
el ramaje en su alma...
Alma solitaria,
al partir sus suspiros
Lejos pa'l norte...
Ensordecedor gatillo,
deja en el suelo,
su desolada vida...
Guitarra llora,
desconsolada y triste,
se queda sin notas,
y de su voz, ausente...
Flor, se deshoja,
marchita de duelo.
Color, destiñe,
de dolor intenso...

Flor y color,
simples palabras.
De cuyas letras,
resulta el concepto:
"folclor"...

Palabras que forman,
su nombre: Violeta...



No hay comentarios: