ESPACIO DEL ARTE ESCRITO Y VISUAL

miércoles, 19 de noviembre de 2014

SORDERA DEL DIALOGO (POEMA DEL PLANETA)



POEMA SORDERA DEL DIALOGO
La poesía, más que un acto de belleza, es un acto de reflexión, es un instrumento de transformación, es la acción dialécticamente creativa.  




                                                 ROBERTO HERRERA PINTOR DOMINICANO



                                       





Este poema es una reflexión sobre las cumbres del cambio climático, donde los lideres dejan por escrito muchos acuerdos, pero al final ningún compromiso, les dan la espalda a la realidad del planeta, pues tenemos que reclamar todos los seres humanos, para que haya una política universal sobre la protección del planeta, porque mañana podría ser tarde. Este vídeo fue realizado por la poeta argentina Ana Maria Garrido, en un acto de solidaridad con todos los seres humanos que teniendo voz, callan, que teniendo el poder de transformar se atrincheran en su propio olvido. Pues es importante hacer del arte un instrumento para reclamar y defender nuestro planeta, y todos los seres vivientes, que en el habitan.  

SORDERA DEL DIALOGO
Cuando los lideres juegan al poder, la gran mayoría pierde.
Pues sería de gran aporte jugar a la vida.


Revolotean los pájaros
sobre el río que agoniza,
peregrinaciones de árboles
hacia el último estanque del razonamiento,
los planetas se alinean en oración permanente.
Hay hombres enmascarados respirando odio,
el oxígeno se diluye,
el monóxido: dueño y señor
de otra raza,
de otro hombre,
de otro yo,
de  humanos moribundamente vegetales 

Revolotean los cadáveres,
no sé si de animales,
no sé si de hombres,
no sé si de mutantes,
pero revolotean,
revolotean sobre las grandes chimeneas
de estos cementerios,
de hierros y estiércol,
Ojos homicidas, juegan al dolor,
y en el zigzaguear del dialogo,
lenguas extrañas,
contaminan la razón.

Fausto  Antonio Aybar Ureña 


2 comentarios:

Antonio Justel dijo...


... solidariamente desde España; Orión

José Valle Valdés dijo...

Dices muy bien —y con gusto—, amigo.

Así van las cosas en este mundo.

Abrazos