ESPACIO DEL ARTE ESCRITO Y VISUAL

viernes, 21 de junio de 2013

UNA FLOR, UNA MUJER (AUSTRALIA ELISA LATTKE VALENCIA ) POETA HERMANA



AUSTRALIA ELISA LATTKE VALENCIA
POETA ESPAÑOLA 





El acecho de una loba (Prosa) 



No sé por qué, a veces, 
las cosas que amamos están como perdidas; 
Guerreamos por la vida lo tanto cotidiano 
y naufragamos en pensamientos vacíos. 
No sé por dónde se esconde la entereza 
si hay amargor de lágrimas fluyendo como río. 
¡No sé por qué aullamos como lobos! 

¿Quién sabe de la noche si duerme por el día 
con su hilar del tejer de cada pensamiento? 
... Cuando desde un campo cierto liberan las batallas 
los muertos de los siglos, espectros harapientos. 
Así es esta historia de amores y de odios 
y venga a traer gente...
"¡Los hombres del mañana!" 


Tenemos una tropa desfilando en las entrañas, 
y, desde lo desconocido, propósitos serenos; 
hay líneas de batalla y fuego que nos rompe 
y sin estar hundidos hay un...
¡Sálvense quien pueda! 


¿Quién sabe de mis noches, amigos de mi alma? 
¡Si saltan saltamontes, 'la loba' va descalza! 
Hoy conmigo misma me atrapa una salmuera, 
a la espiga de mis campos y al trigo de mis sueños; 
y este dolor ajeno sin tregua que me avisa 
costumbre de ser yo, sospecha de quien quiero… 

¿Quién entiende mis noche de amiga de la luna? 
¡Y esta humana condición de mi animal salvaje! 
Si me lastiman el alma y lo oscuro me traspasa, 
cuando tocan lo mío, mi entraña se revuelve 
porque aún siento la vida allí en mi madriguera. 

¡Porque en este lugar de espanto aún pacen otras bestias, 
sin Dios que las castigue, regalan sus miserias! 
Por eso os pregunto... 
¿Quién sabe de mis noches, amigos de mi alma? 
¡Si saltan saltamontes, 'la loba' va descalza! 

*

Preparada... 

Yo me hago con el tiempo suave brisa
sacudiendo vaivenes de palabras;
soy silbido de un ave por los bosques
la orquesta de una ronda imaginaria.
Y sé bien que es inútil no sentirse
ni tampoco llorar si no repara;
mas hay afán de un loco pensamiento
cuando toca al cristal de mi ventana.
Repara poco... triste melodía
sin ver la bella luna sobre el agua,
mas seré de la noche de las sombras...
con su alfombra de estrellas que me aguardan.
...
Me contabas las canas de mis años
-Niña eras dando sonrisa a mi aliento- 
¡No contabas cuarenta desengaños
por tu huida valiente y siempre a tiempo!
A todo esto no sé porqué lo digo
replegado mi ser como semilla;
por sentirte del fruto de un desvelo
palpitando naufragios por mi orilla.

**
La culpa si se entiende es como un prisma
tiene puntos de vista o perspectiva;
la conducta del falso es coactiva
nos convence y la cambia con carisma.
El culpable maneja su hábil crisma,
con paciencia sobre todo por activa;
desgasta si callamos por pasiva
su argumento es lesivo o es sofisma.
El culpable utiliza su sistema
confunde cuando va de abanderado;
mas se niega a sí mismo su delito.
Ella sola desgasta con su tema,
se aprovecha del dedo señalado
y al final, consigue ser un mito.
¡A ella le importa un pito
si se ve descubierta y ha ultrajado,
se calla su mentira si ha agraviado!


***

A través


A través de los tiempos te derramas

en palabras cargadas de intenciones;
y los llantos se llevan emociones
con los grifos abiertos sin programas.

A través de vivir vemos las tramas
al sentir el latir de corazones
y al compás del amor sin soluciones,
el azar nos contesta con proclamas.

Se termina callando sin preguntas
por prudencia se aguanta si nos leen
y hay sonrisa de lástima o malicia.

Comprensibles momentos se trasuntan
en poemas de cielos que nos ven
y un silencio se afora con franquicia.

*




Hay quien al mirarse a los espejos

justifica su realidad
y juzga a sus 'dedos huéspedes'
por olvidar su verdadera valija.
¿Ah, qué me pongo mañana?
-Se pregunta-
...
-¡Pues échate la ilusión por encima!
¡Ah, es verdad! ...
¿Pero cuál, la de verdad
o esa otra de seda natural que me favorece?

...

Te recuerdo mirándome los dedos 
y siento que aún son tacto de caricias
y, en la continencia, hay vuelos de mariposas.

La vida nos resuelve con dolor
y consigue no ser rozadura del olvido,
por saber de tus latidos... Sólo vives.
Te vuelves como una ciudad asomada a un acantilado
deseando suicidarse,
pero está allí para reflejar su realidad como cualquier coqueta.
La ilusa siempre amenaza con lo  mismo,
quiere verse en el reflejo del agua...
¡Es tan hermosa!
Aunque la breve y frágil nave de la ilusión 
sea de mansedumbres,
el mar tiembla rizando su oleaje,
pero ella está varada, anclada en las preguntas;
aún lleva los jirones de sus viejas velas desplegadas
después de su naufragio.

Hay un espacio dentro de otro 
lleno de palabras que perdieron sus alas en vuelo,
y todos sus silbos migratorios de la naturaleza 
se quedaron atrapados en su alma, 
porque amar es cosa humilde.
El sentimiento está tan lleno
pero sigue traficando con sus versos
en todos sus poemas. 
Se hizo esclavo de las palabras
y para no olvidarse que se ha rendido, lucha;
investiga su belleza y se sirve de ella; 
sabe que ya echó el ancla y ha fondeado para siempre
pero son las únicas alas que le quedan.
¡El mar seguirá allí batiéndose contra las costas del alma!
Y las depredadoras gaviotas graznando por sus cielos. 

**
*

Observando...


En este abandono se piensa sin más
que el pensamiento no pierde su fuerza,
pero nunca sabes quién cultiva vergeles de tristezas

y siembra la indiferencia. (alv)
 Me confunden los tiempos de alboroto,
tolerar injusticias por si acaso
aunque beba mis colmos en mi vaso
sin echar el amor en saco roto.


Una sabe quién vive para un voto...
Quien tolera o sucumbe a cada paso...
Quien se pinta su sol en cielo raso,
¡calentando su vida con la foto!

Nunca me echo de menos, no soy mucho;
entre tantos soy mezcla igual que todo.
En la cifra de humanos con sus gana
empujando si aprieta cada achucho,
¡por abrir una brecha codo a codo (?)...
y alcanzar otra luz de algún mañana!

¡Sí, llegué como 'rana'!
Pues la tengo saltando por mi pecho
vigilando un latir siempre al acecho.
"Ranita Azul" es: A. Elisa Lattke Valencia
-2013

MI LUNA

Me sabes en el camino
acariciando memoria,
me sabes en el destino
reviviendo en cada historia.
Me sabes en una rama
y en tus latidos me sientes;
entre tus lágrimas llama
y la dueña de mis fuentes.
Me sabes luna adorada
como plata en mis cabellos;
en los sueños bien amada
coronada de destellos.
Y por saber ya me sabes
entre versos quien más croa,
en esas charcas con claves
reflejo de quien te loa.

Elisa

2 comentarios:

A. Elisa Lattke Valencia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
A. Elisa Lattke Valencia dijo...

Fausto Aybar:

Realmente es la primera vez que no sé qué decir ante este hermoso detalle que me regalas. No sé si lo merezco, la verdad es que allí quedarán esos poemas de dos momentos diferentes de mi realidad; porque no puedo negar que dejo en ellos mi alma y corazón. Quiero desearte salud y reiterar mi agradecimiento por tratarme como una poeta o poetisa más. En realidad me siento una aficionada empedernida y amante de la Poesía y aunque croe mucho, sólo me siento una 'ranita' en esta enorme charca.

Te quiero Poeta Amigo, ¡Dios te bendiga!